POR QUÉ NO ESTAMOS DE ACUERDO NI APOYAMOS LAS ACTIVIDADES INSTITUCIONALES DE ESTE 8 DE MARZO

En el marco del Día internacional de la mujer, este próximo 8 de marzo, se desarrollarán en nuestra región y a nivel país diversos actos para conmemorar (y en algunos vergonzosamente celebrar) la histórica lucha por nuestros derechos, con todas las caídas que esta ha traído consigo.

Nuestra región no es ajena a los deseos de visibilizar cada día más la necesidad de generar espacios donde reunirnos, aprender de la otra, compartir y co-construir más feminismo para todes. En este sentido y ante el actuar (decepcionante) por parte de la institución pública encargada de velar por los derechos de las mujeres, y recientemente por la equidad de género, queremos expresar nuestro rotundo rechazo al actuar de SERNAMEG, PRODEMU, Municipalidad de La Serena y en alguna medida la Universidad de La Serena en este día tan icónico y significativo para quienes hemos tomado la decisión de acompañar la lucha de miles de mujeres.

 

Hecho 1: La música y el amor de las mujeres

La gran actividad de las instituciones, no es nada más y nada menos que una oda al amor romántico. Sí, ese mismo que siglo tras siglo ha marcado el rol de las mujeres en el mundo social, como bien lo expresó Kate Millet El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban”. Sin ir más lejos, no es desconocido que la mayoría de las canciones románticas contienen mensajes derechamente violentos, que perpetúan de manera subliminal la dinámica de violencia y los mensajes que sustentan creencias culturales machistas y misóginas de lo que una mujer debería aceptar, tolerar e incluso agradecer si de amor se trata. En este sentido, existen numerosos estudios, registros, análisis, etc., destinados a analizar el rol del amor romántico y su directa relación con la violencia de pareja. Coral Herrera (que no es difícil para nada acceder a la siguiente publicación, basta con una simple búsqueda en google), entrega claves esenciales para entender esto:

“En los cuentos que nos cuentan desde nuestra más tierna infancia, a los varones les enseñan tres cosas sobre el amor:

  • Hay cosas más importantes en la vida que el amor romántico.
  • Hay una mujer destinada a ti.
  • El amor es inagotable e incondicional (como el amor de mamá).

 A las mujeres nos enseñan otras tres cosas:

  • No hay nada en la vida más importante que el amor romántico.
  • Hay un hombre destinado a ti.

Las mujeres nacen con un don para amar inagotable e incondicionalmente (por eso su objetivo en la vida es ser esposa y mamá).”

Por su parte, Marcela Lagarde (que podría haber sido una gran invitada a una conferencia) señala queEn el amor seguimos siendo muy idealistas. Somos supermodernas, con todos los elementos de la modernidad -pensamiento crítico, principio de realidad, análisis concreto-, pero en el amor nos perdemos, y seguimos queriendo amar y que nos amen según los mitos tradicionales, universales y eternos que han alimentado nuestras fantasías.” Y de eso, no nos cabe duda que grandes responsables son los medios de comunicación en complicidad con las mismas instituciones.

Sin ir más lejos, en el show que promocionan, traen al doble de Alexandre Pires, aquí les dejamos una estrofa de una de sus canciones:

“Sé que en el fondo nos amamos

En la alegría y el dolor,

Nuestras peleas forman parte de este amor

Somos así: El amor nos hace sufrir

Pero estamos unidos los dos.

Los dos amantes y los dos enemigos.

 

Después de reñir

Las palabras salen del corazón,

Y la vida nos demuestra por fin

Que al final todo acaba en perdón.”

 

Porque claro “el verdadero amor perdona” y el amor se trata de sufrir, reñir, dolor, etc., que no tiene importancia si de todas maneras terminamos perdonando.

Se agradece el esfuerzo de visibilizar la figura de Violeta Parra y la ganadora del festival del cantar femenino de Las Compañías, pero vamos, basta con ver la posición y la real importancia que le dan a ellas en relación a los dos HOMBRES invitados.

 

Hecho 2: el proveedor intelectual

El mismo 8 de marzo, en la Universidad de La Serena se llevará a cabo una conferencia del reconocido biólogo chileno Humberto Maturana, quien expondrá sobre las mujeres en la historia y su relación con el arte, ADEMÁS de su correlación con el concepto de matriarcado. Sí, leemos bien, Humberto Maturana, biólogo chileno dará una conferencia el día de la MUJER sobre historia, arte y matriarcado. No sabemos si es una broma o definitivamente hay algo que alguien o más de algunx no está entendiendo bien. Respetamos profundamente la trayectoria y los grandes aportes de Maturana no sólo en su campo de especialidad, la biología, sino también somos conocedoras de sus inmensos aportes para entender las interacciones sociales de los seres humanos. Los conocimientos que ha compartido Maturana a toda una nueva generación de intelectuales en chile lo ha llevado a ser uno de los más citados en cada discurso donde alguien intenta parecer erudito trayendo a la conversación la tan acuñada cita “el lenguaje construye realidades”. Pues sí, lo construye. Y el lenguaje que se está usando desde la institución es que a la hora de nutrirnos de conocimiento de calidad es un hombre quien debe hacerlo, que el conocimiento científico y social debemos recibirlo de una figura masculina. Dentro de las 4 p de la masculinidad (si no las conoce, debería) la de proveedor no sólo se limita al proveedor económico, sino también al del conocimiento y los aprendizajes que sí son importantes.

En este punto, queremos ser enfáticas en que no desmerecemos para nada la experticia y los conocimientos que Maturana pueda tener sobre los temas a tratar, pero el mensaje simbólico que se entrega al traerlo a él a exponer el día de la mujer es un golpe de nock out a las miles de mujeres que trabajan en la academia, en la investigación y en la aplicación de conocimiento, sobre todo si de género estamos hablando.

Como no queremos quedarnos sólo en la crítica, pasamos a dejarles algunos nombres: un poco más arriba citamos a Marcela Lagarde, mexicana que no es inalcanzable para invitarla a una actividad de este tipo, Sonia Montecino y su gran carrera en la misma Universidad que Maturana, incluso es un ejemplo a seguir si la ULS tiene verdadero interés en abrir espacios para discutir y concientizar respecto a Género. La misma María Isabel Matamala, quien el año pasado visitó la universidad en una conferencia que debe ser de las únicas de su tipo que se hayan registrado en la ULS. Y da la casualidad, que abordó todos los temas que expondrá Maturana. La lista podría seguir, pero consideramos que no requiere de mucho esfuerzo investigar sobre las miles de mujeres que son un aporte de igual o incluso mejor calidad que Maturana en estos temas.

 

Hecho 3: La ULS

Sólo mencionar que actualmente no existe ninguna cátedra de género entre su oferta académica. Los avances (actuales) son de exclusivo mérito de los estudiantes que sienten esa ausencia y de no más de 10 académicos (siendo optimistas) que solidarizan. Claro ejemplo es la conformación de la Secretaría de Género y Sexualidad de los estudiantes, que responde a una nula formación en género y en derechos de las mujeres. Si bien a finales de los 80’ y principios de los 90’ existió una especie de círculo de estudios de género liderado por Marta Vitar (Q.E.P.D.). Pese a los esfuerzos de esto, hoy existen en la Universidad reconocidas académicas con conocimiento en Género, la institución guarda silencio y quienes movieron los hilos hace décadas atrás hoy también lo guardan. Sin ir más lejos, esta misma organización que hoy les escribe, se formó gracias a la desafortunada ausencia de espacios donde aprender y generar conocimiento y aportes reales a la comunidad sobre género y sexualidad. Y como nosotres, sabemos que hay y siguen creándose más. Que una institución hoy se “cuelgue” del 8 de marzo para traer a un gran intelectual (al que ya habían invitado hace años atrás otras universidades privadas de la región) nos parece más un símbolo de amiguismo que de real interés por hacerse cargo de los problemas reales de la universidad ¿Cuándo las garantías para las estudiantes que se embarazan durante el año académico? ¿Cuándo se van a investigar con seriedad los acosos de parte de profesores hacia cientos de estudiantes? ¿Cuándo su planta docente se ajustará a cuotas de paridad? Nos planteamos esas interrogantes, y esperamos que alguien pueda dar respuesta. Si no, esto no es más que un simple acto para dejar tranquilos a los intelectuales de internet.

 

Hecho 4: el clasismo y el patriarcado no son lo mismo, pero van de la mano

Que la actividad central, abierta a todo público en el coliseo sea un show artístico romántico y que el otro plato fuerte sea una conferencia de una GRAN intelectual, no deja de hacernos ruido por lo clasista. Esto se traduce en “pa las de la pobla su cantante pa que queden felices, y pa las más habilositas uno que está de moda citarlo”. Es macabramente clasista y patriarcal pensar que en una conmemoración debemos nuevamente ser las sujetas pasivas del talento, artístico e intelectual respectivamente, de hombres.

Por todas estas razones, como organización Disversos, que luchamos por los derechos sexuales y reproductivos de TODAS las personas, rechazamos todas las actividades que se generan para este 8 de marzo por parte de las instituciones antes mencionadas y hacemos un llamado a NO ser cómplices de los actos y mensajes que día a día sólo perpetúan de manera simbólica y macabra lo que se viene luchando hace años. El 8 de marzo no es un día para celebrar, es un día para conmemorar la lucha de todas las que han dado la vida y las fuerzas por un mundo más justo para todes. Consideramos que la mejor forma de conmemorar las luchas es luchando y participando de actividades gestadas por nosotras mismas o en aquellas que sí reconocen como sujetas válidas de enunciación, no sólo a la mujer mestiza, universitaria, clase media, etc., sino que a todes las mujeres.

Atte. Equipo de Disversos

1 Comment

  1. Siento que retrocedemos décadas y que sistemáticamente somos invisibilizadas.
    Y lo peor es que muchas veces ni siquiera reclamamos; por costumbre, por desidia o por que ya naturalizamos todo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*